Banner

Boletín

La anémona

anemona
Seguro que recordáis haber visto en algún lugar las “margaritas azules”. Se trata de las flores de la especie anémona (Anemone), de la cual existen múltiples variedades. La anémona, del griego, anemos (viento), es una planta muy extendida que florece en las zonas templadas de todo el mundo. Generalmente se dividen en dos grandes grupos, las que tienen la flor tipo margarita y las que son del tipo amapola.

 

 

anemona
VARIEDADES
Las variedades con flores tipo margarita tienen pétalos estrechos con un centro dorado. Florecen en primavera y, entre otras, comprende las siguientes dos variedades: Anemone blanda, que florece entre mediados de invierno y principios de primavera (mejor tenerla a pleno sol porque si no se le cierran las flores) y Anemone apennina, que florece entre el fin del invierno y el principio de la primavera. Estas dos especies crecen unos 15 cm y su color habitual es el azul, aunque existen variedades con flores de color blanco y rosado. Las variedades con flores del tipo amapola se caracterizan por ser plantas más efímeras que las tipo margarita y las inflorescencias, de forma cóncava, presentan colores vivos como el blanco (variedad “The Bride”), azul (variedad “Mr. Fokker”) o rojo (variedad “His Excellency”). Estas variedades tipo amapola crecen entre 15 y 22 cm y florecen desde principios de primavera hasta finales de otoño.

  

 

EL CULTIVO

anemona
Las anémonas necesitan un suelo permeable y rico en humus. El emplazamiento que elijamos deberá ser entre soleado y sombreado. Para las anémonas con flores tipo amapola debemos tener en cuenta que estas variedades son menos duraderas especialmente en climas fríos. Así pues las elegiremos si debemos plantar en lugares calurosos y resguardados. Las anémonas se cultivan por tubérculos. Antes de plantarlos deberemos sumergirlos en agua durante doce horas aproximadamente. La plantación se realizará a una profundidad de unos 5 cm y una distancia entre plantas de 10 cm.

  

anemona

EL RIEGO
La frecuencia de riego normal es de una vez por semana. Como el resto de plantas bulbosas, las anémonas requieren que se aplique el riego siempre a nivel del suelo. Nunca se debe regar por arriba puesto que las hojas y las flores pueden pudrirse. Tampoco podremos rociar las plantas. Asimismo, no podemos dejar secar las macetas o jardineras. En el caso del cultivo en macetas, deberemos vigilar que éstas tengan agujeros de drenaje. En caso contrario, habrá que vaciar el exceso de agua volcando la maceta.

  

 

 

anemona
LAS FLORES
Las anémonas son excelentes para usar como flor cortada. Hay que cortar los tallos con tijeras, nunca arrancarlos. De esta manera podremos tener nuestra planta con flores y nuestro jarrón con flores para engalanar el interior de casa.