Banner

Boletín

El arce, árbol helicóptero

arce
Fácilmente distinguible por sus hojas opuestas, el arce es muy cultivado para elaborar jarabes y apreciado por su resistente madera. Pero, ante todo, el arce se utiliza en jardinería con un especial interés en otoño, cuando alcanza su máximo esplendor. Si dispones de un hueco en tu jardín, te presentamos los motivos por los que ésta debe ser tu elección.

arce
Características
En otoño el arce se encuentra en máximo esplendor, puesto que sus hojas opuestas y lobuladas pasan del verde oscuro a un verde variable que puede oscilar entre el amarillo, el naranja o el rojo. Su fruto, la samara, aparece también en esta estación y al desprenderse, gira movido por el viento esparciendo las semillas, lo que le da al árbol el popular nombre de helicóptero.

Para ver sus regulares flores, en cambio, hay que esperar a finales de invierno o principios de la primavera. En ese momento aparecerán unas flores
pequeñas con cinco pétalos que conforman una importante fuente de polen y néctar para las temidas abejas.

Si piensas en elegirlo para tu jardín, ten en cuenta que puede llegar a los treinta metros de altura y que existen diversas especies.

 

arce
La clasificación
El arce blanco, también conocido como hacer campestre, será una buena opción si estás pensando en un árbol de sombra. Además soporta bien la poda. Se trata de un árbol de hojas simples y pocas flores, que puede llegar a los veinte metros de altura. En estado silvestre vive entre los 600 y los 1.500 metros de altura, pero en tu jardín sobrevivirá sin problemas.

Otra especie de arce es el negundo, originario de América del Norte que se cultiva habitualmente en parques, jardines y calles pero que se ha naturalizado en bosques de rivera.

Por otra parte, y pensando en la ornamentación, el arce platinoides se cultiva con este objetivo y produce unas flores de color verde-amarillento ideales para dar colorido a tu espacio verde. Esta especie puede llegar a los treinta metros.

El arce plateado, con hojas del color que su nombre indica, es también ideal como árbol decorativo. Es el más alto de todos, ya que puede llegar a los
treinta y cinco metros, y sus flores verdosas contrastan con gran belleza con sus hojas plateadas.

 

arce
Y además…
Es evidente que la ornamentación es un factor clave en la elección de cualquier especie. Pero existen otros usos y simbolismos que pueden acabar
de decantar nuestra elección. En el caso del arce, su azúcar. Ésta se concentra desde enero a abril en la saba, momento en que se pueden hacer
incisiones en el árbol y colocar recipientes para recogerla, según una técnica tradicional que ya utilizaban los indios americanos. El jarabe de
arce es muy apreciado y consumido por naturistas en Estados Unidos. En Canadá, en cambio, la hoja del arce de azúcar es todo un símbolo nacional.

Finalmente, cabe destacar la madera de este árbol, muy resistente y muy utilizada en ebanistería para instrumentos musicales, parquets e incluso para las vías del ferrocarril.

Arce plateado, negundo o blanco. Cualquier elección será buena para ornamentar tu jardín y, además, con algo de dedicación podrás rememorar las tradiciones de los indios norteamericanos.