Banner

Boletín

Cactus, la planta más sufrida

cactus
Disponer de poco tiempo no es siempre incompatible con tener plantas en casa. Para ello existen los cactus. Pertenecientes a la familia de las Cactáceas, hablamos de plantas espinosas y con tallos suculentos prácticamente exclusivas del Nuevo Mundo y, por tanto, habitantes originarias de Norteamérica, Sudamérica y las Islas Caribes. Afortunadamente, en el mercado de tu barrio te podrás hacer con una amplia variedad de cactus con flores diversas y poco delicados.

 

 

cactus
Especies y características
La familia de las Cactáceas se dividie en cuatro subfamilias: Pereskioideae, Opuntioideae, Maihuenioideae y Cactoideae. Hay más de 200 géneros de cactus y, por tanto, alrededor de 2.500 especies, en su mayor parte adaptadas a climas áridos.

Reconocerás fácilmente un cactus por sus espinas, son hojas transformadas que además de prevenir la evaporación del agua por transpiración sirven de defensa a la planta contra el ataque de animales sedientos. De hecho, muy pocos miembros de la familia poseen hojas y, en los que las tienen, éstas son normalmente rudimentarias y de corta vida. Sólo dos géneros, Pereskia y Pereskiopsis poseen grandes hojas de entre 5 a 25 cm de largo y tallos no suculentos.

En cuanto a las flores se refiere, son solitarias y hemafroditas. En raras ocasiones pueden ser unisexuales. El fruto suele ser carnoso y rara vez seco.

Finalmente, hay que destacar que, a diferencia de otras muchas plantas suculentas, el tronco es la única parte real de un cactus donde tiene lugar la fotosíntesis.

cactus
cactus

Cultivo y cuidados
Los cactus te servirán como plantas de interior y también para decorar tu jardín. Normalmente suelen formar parte de los denominados xerojardines, donde se agrupan cactus y otras plantas poco consumidoras de agua.

Si estás pensando en adquirir uno, te será fácil hacerte con unas semillas o recoger tú mismo los frutos. Tras la recolección, extrae las semillas del interior y consérvalas en papel poroso. Eso sí, tienen que estar en perfecto estado ya que, de lo contrario, el ejemplar no se desarrollará.

cactus
Respecto a los cuidados, al ser plantas que principalmente viven en los desiertos o en zonas muy áridas requieren cuidados muy básicos y sencillos. Piensa que la necesidad de agua de estas plantas es más de 50 veces inferior a las plantas de interior. Por tanto, ten en cuenta que los riegos deberán ser abundantes pero distanciados. Mucha cantidad de agua pero pocas veces. Comprueba que la tierra se encharca y no vuelvas a regar hasta que ésta esté totalmente seca. Durante el invierno no los riegues para nada.

Respecto a la tierra que necesitan, básicamente la que no retenga humedad. El cactus prefiere tierra que lleve entre el 15 y el 30% de arena de río.

Finalmente, en cuanto al transplante, deberás tu cactus dejar entre diez y quince días sin agua despúes de efectuarlo.
Pero si lo que realmente quieres es que tu cactus rebose vitalidad, no lo alejes del sol: les encanta el sol, a ser posible directo.

 

cactus
cactus

Posibles enfermedades
La prevención es la mejor solución ante la aparición de posibles enfermedades y plagas. Por tanto, te recomendamos que fumigues tu cactus un par de veces al año para evitar los hongos. Si ya han actuado, notarás que está recubierto con una pelusa blanca. Para remediarlo, retíralo de su ubicación actual y colócalo en un lugar aireado. Hazte también con un producto específico si los hongos se resisten.

Las cochinillas también pueden atacar nuestra planta. Si observas bultos parduscos puedes rasparlos, aplicar una solución preparada con un litro de agua, jabón blando y alcohol de quemar. Funcionará y acabarás con esta pequeña plaga.

cactus